Inscripciones de candidaturas de Parisi y Jocelyn−Holt no cumplieron con requisitos

24 de noviembre de 2013 02:52 PM

15 0

Emol / SANTIAGO.− Tras el conteo de los votos en las pasadas elecciones presidenciales, una de las situaciones que más llamó la atención fue que Tomás Jocelyn−Holt había obtenido menos sufragios que incluso las firmas que había conseguido para su candidatura.

Esto, podría tener una razón, porque según una investigación de "El Polígrafo" de El Mercurio ( ver nota con suscripción ), la inscripción del ex militante de la DC como también la de Franco Parisi no habrían cumplido con los requisitos legales en este contexto. El tema es que en Chile, cualquier persona puede transformarse en candidato presidencial con solo presentar 35 mil firmas que apoyen su candidatura. ¿Los requisitos? Que los patrocinantes estén habilitados para votar y no sean militantes, entre otros, y que estampen su firma, presencialmente, ante un notario. "El Polígrafo", a través de la Ley de Transparencia, solicitó al Servicio Electoral acceso a las firmas presentadas por los dos candidatos independientes de la pasada elección, para verificar si cumplían o no con los requisitos legales. Una por una, se revisaron las 95 mil firmas entregadas por ellos en agosto y validadas por el Servel el 28 de ese mes, justo en la semana en que Juan Emilio Cheyre dejó la presidencia del Consejo Directivo de la entidad −tras las críticas por el caso Lejderman− y asumió Patricio Santamaría. Jocelyn−Holt y Parisi validaron ante el Servel sus candidaturas con miles de patrocinios que no fueron firmados ante notario, como exige la ley. Del análisis se desprenden situaciones físicamente imposibles. Por ejemplo, que la notaria Gloria Acharán certifica que en un solo día recibió a 17.426 personas que apoyaban a Tomás Jocelyn−Holt en su notaría en el centro de Santiago, lo que equivale a más de la capacidad del estadio San Carlos de Apoquindo. Y que el notario Roberto Mosquera certifica haber recibido durante varios días consecutivos entre mil y dos mil patrocinantes de Parisi en su notaría en Renca. Además, que fueron hasta ella decenas de personas de Puerto Montt, Valdivia o Iquique en un mismo día. Tanto en el comando de Jocelyn−Holt como en el de Parisi aseguran que todos los patrocinantes firmaron ante los notarios. Y estos últimos dicen que sus firmas están en regla. Gloria Acharán señala: "Todas las personas vinieron a mi notaría. Todas las firmas fueron debidamente autorizadas y no hubo ningún problema con el Servel". Y Roberto Mosquera indica que "las personas no vinieron hasta la notaría sino que envié a un funcionario de confianza para que validara las firmas". Y agrega que "no validé ninguna firma de regiones". Sin embargo, las planillas entregadas al Servel y diversos testimonios muestran lo contrario: todos aseguran que efectivamente firmaron por los candidatos, pero que nunca lo hicieron frente a un notario o representante. Diego Ortiz llenó con sus datos una planilla de Tomás Jocelyn−Holt que le entregaron a la salida de una universidad. "Había solo unas niñas, sin notario". Su firma fue validada en la notaría de Gloria Acharán. Patricio Encina hizo lo mismo en Lyon con Providencia, sin siquiera mostrar su carnet y su firma fue validada por Mosquera. Tanto Parisi como Jocelyn−Holt trabajaron con un sistema de recolección de firmas, con voluntarios y "brigadistas" pagados, que salían a llenar planillas en Santiago y regiones. "Pedíamos firmas o a veces la gente se llevaba hojas y después nos las entregaba con las firmas", dice Patricio Quiroz, voluntario de Parisi. Florencia Zúñiga, quien recolectó firmas para Jocelyn−Holt por 800 mil pesos por una semana, asegura que "nunca me cuestioné la presencia de un notario porque me dijeron que nosotros solo teníamos que llenar las planillas, que después las validaba el Servel". Ella junto a una treintena de jóvenes alegan que no recibieron su pago y armaron una red social llamada "Estafados por Jocelyn−Holt". La falta de control de las firmas permitió, por ejemplo, varios casos de personas que aparecen con direcciones que no corresponden a su domicilio, figurando supermercados y restaurantes, entre otros, o personas derechamente sin dirección. Patricio Santamaría, presidente del Consejo Directivo del Servel, explica que la entidad no tiene facultades para fiscalizar este tema y que considera válida la información certificada por los notarios, haciendo solo una revisión formal de las firmas.

Fuente: entornointeligente.com

A la página de categoría

Loading...