La tradición musical latinoamericana en versión renovada: Luna Monti y Juan Quintero en Chile

17 de abril de 2015 09:06 AM

5 0

Luna Monti y Juan Quintero conforman uno de los dúos más queridos y admirados del nuevo folclor argentino. Su repertorio incluye composiciones propias y arreglos de algunos temas clásicos del cancionero tradicional argentino y latinoamericano con sonoridades actuales, el cual han difundido por los diversos rincones de Latinoamérica y Europa. La técnica y calidad vocal de Luna, junto al carisma y el virtuosismo en la guitarra de Juan, resaltan la belleza de sus voces y lo profundo de sus interpretaciones. 

Entre guitarras, palmas, chacareras, zambas, cuecas y cantos alegres, con bombo y caja chayera en mano, Luna y Juan fueron formándose en la música en forma natural: “Familias de cantores, de mamás cantoras de las provincias; en el caso de Juan, de Tucumán; el caso de mi mamá, de la región cuyana. Y bueno, creo que de ahí viene todo, ¿no?”, comenta Luna Monti, una de las voces más bellas del país trasandino, sobre esa sensibilidad especial ante el folclor argentino y la música que se reactualiza y revive en su repertorio con autores como Eduardo Falú, el Cuchi Leguizamón, Leda Valladares, María Elena Walsh, Raúl Carnota, Juan Falú, Jaime Dávalos, por nombrar algunos. “Siempre estamos en nuestro repertorio remitiéndonos un poco a lo que hemos escuchado, vivido de chicos. Muchas cosas son recuerdos que se han cantado en la casa”, agrega.

Por su parte, Juan Quintero sostiene: “Sí, pero por otro lado también hay un convencimiento de que esa es una música que vale, que vale de por sí. No es sólo porque la queramos y forma parte de nuestros recuerdos, sino que si te pones a tocar o escuchar esa música, es fabulosa, tiene una riqueza… varias de ellas, no todas, porque hay unas muy crudas, pero otras son obras de artes bellísimas”.

Bajo esa convicción, el primer disco del Luna y Juan, y que los presenta oficialmente como dúo el 2001, se titula “Folclor”, conformado principalmente por arreglos y composiciones de Juan, basadas en las vivencias de ambos y sus recuerdos de infancia. Años más tarde editan “El matecito de las siete” (2003) y “Lila” (2006) con colaboraciones de Jorge Fandermole, Juan Falú, Carlos Aguirre, Coqui Ortiz, Aca Seca Trío, entre otros músicos, con quienes comparten entre sí canciones, encuentros y amistad. Ese mismo año los diarios Clarín y Nación les otorgan el premio “Revelación del folclore”, y en el 2007 son nominados en el mismo rubro para los premios Gardel.

Algo que los marcó profundamente fue su participación en el disco de Mercedes Sosa “Cantora” (2009) donde participan otros destacados músicos como Luis Alberto Spinetta, Caetano Veloso, Charly García, Liliana Herrero, Jorge Drexler, Joaquín Sabina, Gustavo Cerati, Fito Paez, Pedro Aznar, Jean Manuel Serrat, Julieta Venegas, entre varios otros más. El álbum fue ganador del Grammy Latino y producido y arreglado por Popi Spatocco. Para el dúo fue un regalo haber sido parte de todo ello. Sobre Mercedes, Luna comenta: “Siempre recurro a ella como cantante, acá es la madre de todas. Mercedes Sosa cantó a todos”. “Pero también canto a todos porque hubo mucha gente que la acompañó”, agrega Juan.

La figura de Mercedes es transversal en el cancionero latinoamericano. La fuerza de su voz y su interpretación situó al canto latinoamericano en la esfera de la música de todo el mundo. Por ella es que el repertorio de Violeta Parra se difundió universalmente. “En casa como en muchas casas de nuestro país, la voz que trajo el repertorio de Chile fue Mercedes Sosa que grabó temas de la Violeta o de Víctor Jara. Y luego cureoseando di con ellos.” Comenta Luna.

El dúo incorpora un tema de Víctor Jara, “El cigarrito” en su más reciente disco, titulado “Después de usted”.

“Después de Usted”, es el nombre de su más reciente álbum, y viene a ser una especie de ofrenda o regalo en agradecimiento a todas esas personas que han cambiado sus vidas. Hay canciones de músicos antiguos como los Hermanos Núñez, Oscar Valles o Nacho Vidal, y otros más recientes como Hugo Fattorusso, Edgardo Cardozo, y el conjunto Coectus del español Eliseo Parra, entre otros. En palabras de Juan: “es un disco pensado con pequeños homenajes a alguna gente que aportó algo que le hizo bien a nuestras vidas. No siempre fueron músicos o cosas ligadas con la música, pero fueron muy importantes para nosotros. Es eso, un disco que celebra los vínculos, la hermandad más allá de las fronteras”.

Entre las 15 canciones que integran “Después de usted” también se encuentra una dulce versión de “El cigarrito” de Víctor Jara, tema, que en cierto aspecto, gatilla el surgimiento del álbum. Un día, después de un concierto, Violeta, la pequeña hija del dúo, comenzó a tararear un breve trozo de la canción: “Ay ay ay”, cantaba. Violeta casi no sabía hablar lo que los emocionó aún más. Fue el primer pie para este nuevo trabajo que incluye además otras influencias chilenas, como lo son unas coplas tradicionales presentes en el tema “De los centros de la Luna/Rondadora” que reúne coplas españolas y chilenas en simultáneo. Prueba de que algo mayor y trascendental nos une y que la música lo evidencia.

Es la segunda vez que Luna y Juan visitan Chile, en su primer concierto el año 2013, llenaron la sala del GAM y a pedido del público, se programó una segunda presentación. Es por eso que para esta vez su concierto se realizará en el Teatro Nescafé de las Artes, el día domingo 19 de abril en una única función pensada para toda la familia. Sobre esa primera visita a Chile, Luna recuerda con emoción: “Para mí fue una sorpresa grande ver el lugar lleno y además haber tenido que hacer una función extra más tempranito para aprovechar que ya estábamos allí y no se quede tanta gente afuera. Ver esa respuesta siendo que era la primera vez que íbamos, me sorprendió mucho. Y además que tuve la sensación como si estuviésemos en otra provincia de acá. Como si fuese un público que ya nos conocía y conocíamos. Esa calidez y complicidad que se da entre la gente familiar”.

“Está pasando algo allí en Chile en cuanto a un movimiento muy vivo de difusión de músicas de la región, porque nosotros no mandamos ningún disco, no hicimos nada”, comenta Juan, y Luna agrega: “En este poquito tiempo ya sea a través de la Hemiola (productora a cargo) de otra gente, tanto el dúo como el trío de Juan u otros músicos amigos, están empezando a ir cada vez más seguido. Entonces se ve que hay una necesidad de empezar a cruzarnos porque está pasando lo mismo con los chilenos que están viniendo para acá.

Juan: “Señal que hay un movimiento más bien regional porque lo mismo está pasando entre muchos músicos de Brasil, Uruguay. Se están reconociendo cosa que tal vez en otros tiempo estuvieron en compartimientos estancos y muy delimitados, ahora estamos reconociendo que hay muchas cosas en común, cosas que vienen de las mismas raíces a veces, o también a experimentar y disfrutar las diferencias, las tensiones que se dan. Está bueno porque siento que es un momento en que las fronteras están siendo mucho más finitas, mucho menos fronteras”

Luna: “se están haciendo ecos para todos lados. Que resuenan, tanto las músicas de ustedes aquí. Estamos enriqueciéndonos también con las particularidades y apropiándonos con el amor del compartir que es tan lindo.”

Juan Quintero es conocido en Chile por su otro proyecto junto a otros dos músicos argentinos: Mariano Cantero y Andrés Beeuwsaert, Aca Seca Trío, quienes han visitado nuestro país desde el año 2007: “En la primera ida a Chile, tuve la suerte de conocer a diferentes grupo de músicos, entonces me topé con un grupo de gente muy jóvenes ligados al jazz y otras cosas. En ese mismo viaje fui al sur y me topé con los hermanos Millar, que me enseñaron otra cara de la música chilena y una cara súper tradicional también” comenta Juan. En esos primeros viajes tuvo su primer acercamiento con la cultura y el misterio de los cantores: “me mostraron eso que hacían tradicional, junto a esa otra guitarra que tiene los espejitos, el guitarrón chileno. Fue un viaje muy revelador, me mostró muchas de las caras de la música chilena que yo no conocía. Y después están esas grabaciones que nos llegaban a nosotros de las cantoras del campo. Que son muy hermanas con las de Mendoza”. “Y las de Neuquén”, comenta Luna y agrega: “Yo veo ese parentesco en las letras, las coplas, en las décimas, en la rítmica; en que sean las mujeres y sus guitarras”.

Sobre las nuevas ideas y proyectos, Luna nos adelanta lo siguiente: “Tenemos proyectos de entrecruzarnos con algunos de esos músicos que estuvimos conociendo. Hasta ahora venimos siempre como dúo con algunos invitados, pero tenemos ganas de saltar el charco, y empezar a crear con otros que sentimos muy muy afines. Pensamos que con esa mixtura puede salir algo… Tenemos muchas ganas de ver qué pasa con eso y de crear algo, para otros y pensando en otros. Principalmente vincularnos y bueno, vamos a hacer el intento de eso. También seguir rodando con el disco por otros lugares que no hayamos estado. Por ahora eso.

Fuente: elmostrador.cl

A la página de categoría

Loading...