Vengo: Ana Tijoux alista su nuevo álbum con énfasis en los sonidos andinos

30 de noviembre de 2013 01:56 PM

33 0

El cuarto disco solista de la nominada al Grammy aparecerá el 30 de marzo del próximo año. La cantante cuenta las inspiraciones de su trabajo y las colaboraciones que tendrá.

Nada más específico y claro cuando llega el momento de entregar un estado de avance sobre su próximo disco: “Está en la semana 35 de gestación”, dice Ana Tijoux (36) sobre su cuarto trabajo solista, que llega a relevar a La bala. El cálculo es rápido, presumiblemente porque este año la cantante fue madre por segunda vez y -en esas ocasiones en que el prejuicio se encuentra con la experiencia-, la maternidad sí tiñó el lienzo de las nuevas composiciones. “La llegada de mi hija influyó en términos musicales, en los arreglos. Es un disco mucho más orgánico”.

El álbum “está en las últimas, quedan tres semanas más de grabación, de ahí a mezclar y al horno”, comenta la ex Makiza, y llevará por título Vengo, el mismo nombre del primer sencillo que ha adelantado durante sus presentaciones en vivo.

La fecha de lanzamiento se fijó para el 30 de marzo, el mismo día en que la cantante participará de la cuarta versión del festival Lollapalooza Chile, “una plataforma que coincide con las fechas que estábamos manejando, así que vamos a aprovechar esa instancia para mostrar el disco completo”. Entremedio, también, habrá otros compromisos de alto perfil: una presentación en el festival Vive Latino de México, una pequeña gira por Norteamérica y, aún por confirmar, su participación en el próximo festival de Olmué, que por primera vez transmitirá TVN a fines de enero.

El 1 de abril Vengo aparecerá en México y al día siguiente en Estados Unidos, distribuido por Nacional Records, la misma discográfica que trabaja con la rapera desde su segundo álbum solista, 1977. En la producción, Andrés Celis, quien ya estuvo detrás de las perillas de La bala, junto a dos canciones producidas por su guitarrista, Cristóbal Pérez.

Desde la publicación de 1977 que la rondaba en la cabeza de Ana Tijoux hacer un material de raíz andina. Ese disco marcó un regreso al rap más puro, después de su debut en solitario, Kaos, que había forzado la paleta hacia distintos sonidos. “En un principio quería que todos los samples de 1977 fueran de música andina y, de hecho, me había ido a Perú a buscar vinilos. Era mi volón, pero cuando trabajas con un productor, un álbum se trata de un maridaje. Y no estaba la gente, o no había enganchado, no se había dado finalmente”.

El 5 de enero aparecerá en las radios el primer single, que completa las intenciones que en ese momento quedaron suspendidas. Los viajes por Latinoamérica, al hemisferio norte, el nacimiento de su segundo hijo, la crianza del primero, su trabajo junto a la productora La Makinita; todo conspiró para que recién ahora el sonido andino diera un paso adelante en el trabajo de la artista.

“Le decía a Andrés (Celis) que, a mérito de estos viajes, sería increíble meterle charango, quena, guitarra acústica, cajones de cuero, instrumentos que no eran tan habituales para nosotros. Y enganchó. Estamos logrando el objetivo: hacer un disco que con una línea lírica similar a la que cruza mis discos, pero que en lo muscular y lo musical presenta varios cambios. Seguimos reforzando los temas con samplers, o líneas de batería, pero el cuesco del disco es mucho más orgánico”, dice la artista.

Pocos metros separaban a Ana Tijoux de la reunión de Tiro de Gracia, cuando ambos sobrevivientes del hip hop local participaron del festival Frontera, que se realizó en el Club Hípico el 9 de noviembre.

“Alcancé a escuchar algo”, dice. Se emocionó, celebró los sonidos de un disco que -“como Highlander”, dice- no envejece desde su publicación en 1997. Pero nada de eso la provoca a mirar atrás. Ni menos, a intentar cualquier maniobra de reanimación para Makiza, la banda que integró y que compartió ese primer fulgor de las rimas nacionales, ahora que varios compañeros de generación -La Pozze Latina, Los Tetas, los mismos Tiro de Gracia- han revivido. “Me lo preguntan mucho, incluso los amigos. Y no, porque cuando uno se junta tiene que ser una cosa natural. Y no ha sucedido. Apenas tengo tiempo para peinarme como para volver a cantar canciones antiguas con algunos que no los he visto desde entonces. Tengo buenas relaciones con Gastón y Squat. Pero a SEO no lo veo desde entonces. Sería muy hipócrita de mi parte. Creo que las cosas se tienen que dar por un interés real. Y no lo tengo”.

Mientras, la cantante prepara sus presentaciones en vivo, que cambiarán de acuerdo con lo que ordenan sus nuevas canciones. Las colaboraciones, por ahora, incluyen a Juan Ayala (vocalista de Juana Fe), al grupo Manolo Verdejo de Valparaíso y al rapero Hordatoj.

Fuente: latercera.com

A la página de categoría

Loading...